extremaduratrabaja

La Consejería de Educación y Empleo activará protocolos más eficientes para facilitar la movilidad de trabajadores a ambos lados de la raya

La Consejería de Educación y Empleo ya trabaja en la activación de protocolos “más eficientes” para facilitar la movilidad de las personas que trabajan, o quieren trabajar, a un lado de la frontera con Portugal y viven en el otro, y también para las empresas y emprendedores de uno y otro lado de la raya que busquen establecerse al otro lado o pretenden contratar a personas que residen al otro lado de esta frontera.

Así lo ha apuntado esta mañana Jesús Seco, director general de Planificación y Evaluación de Políticas Activas de Empleo, en la jornada sobre el programa Eures Transfronterizo, organizadas por el SEXPE en colaboración con la Federación Extremeña de Municipios y Provincias (FEMPEX) y la Comisión Europea.

A la jornada, dirigida a cargos electos locales y a los Agentes de Empleo y Desarrollo Local de las entidades municipales, ha acudido también una representación lusa, encabezada por la directora del Centro do Emprego e Formaçao de Portalegre, Georgina Silva.

En la apertura del evento, Jesús Seco ha indicado que en los últimos 20 años se ha trabajado muy bien en cuestiones sociales y culturales entre Extremadura y Alentejo, pero “persistían diferencias y barreras de tipo jurídico, fiscal, e, incluso, relacionadas con la forma de vida, que todavía no se han superado”.

Por ello, ha añadido, surgió hace tres años este programa Eures Transfronterizo, que ha asesorado ya a más de 300 trabajadores y a unas 70 empresas, y la idea ahora es “avanzar y profundizar, generando protocolos, de tipo jurídico, normativo, fiscal, etcétera, que favorezcan el conocimiento de cuestiones cotidianas, y se borre del todo esa raya, esa frontera de agua”.

El director general de Planificación y Evaluación de Políticas Activas de Empleo ha señalado que igual que reconoce las barreras que aún persisten, también sabe “porque soy de Coria, de la zona de la raya”, que esa frontera para la gente de las poblaciones próximas de uno y otro lado “nunca ha resultado un problema”, por lo que ve conveniente y factible que se elimine cualquier traba que pueda afectar a la movilidad.

A la vez, Seco ha hecho un llamamiento para que Alentejo y Extremadura se unan en demandas comunes, como el corredor ibérico, “un eje fundamental para el desarrollo europeo que debemos conseguir que camine más rápido”.

Por su parte, Francisco Buenavista, presidente de la FEMPEX, ha apuntado que la jornada tiene un elemento muy valioso, al lograr que los ayuntamientos “podamos disponer y transmitir una información que avance en la libre circulación de trabajadores, porque es así como se construye la Unión Europea, la Europa de los ciudadanos, haciendo que la frontera no sea un obstáculo, sino una zona de oportunidades de trabajo para todos”.

A su juicio, “en estos momentos difíciles para Europa, donde hay quien se empeña en levantar fronteras, encuentros como este facilitan que estas fronteras desaparezcan de manera eficaz, dando a conocer las ventajas de un camino muy amplio, hasta podemos decir que desconocido, pero en el que queremos y debemos seguir avanzando”.

Finalmente, Ignacio Sánchez, técnico del Eures Transfronterizo en la oficina de Badajoz, ha explicado que “sobre el papel no tendría que haber dificultades para vivir a un lado de la frontera y trabajar en el otro, pero la realidad es que existen cuestiones administrativas, sobre cotizaciones, prestaciones, derechos, fiscalidad, condiciones de vida y trabajo que pueden dificultarlo, y eso tenemos que llevarlo al día a día, a la realidad cotidiana, para se pueda hacer frente a las fronteras burocráticas”.


Esta página utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario, si continúa navegando entendemos que acepta su uso. Política de cookies