Versión en

Los planes de empleo de lucha contra la exclusión social incrementan su presupuesto hasta alcanzar los 6 millones de euros

Los planes de empleo de lucha contra la exclusión social en Extremadura, concretamente el programa Colaborativo Rural, cuya nueva convocatoria se ha publicado hoy en el DOE, y CRISOL-Formación, que se publicó hace unos días, incrementan en conjunto su presupuesto hasta casi alcanzar los 16 millones de euros, según ha informado el secretario general de Empleo, Javier Luna, junto con la directora general de Calidad en el Empleo, Ana Jiménez.

El programa Colaborativo Rural tendrá 10.806.600 euros, cofinanciados con el Fondo Social Europeo. La anterior edición del programa contó con 7.000.000 de euros, por lo que el importe global de las convocatorias a entidades promotoras y a empresas que se deriven del nuevo decreto, tiene un incremento del 54 por ciento aproximadamente.

El nuevo programa se divide en dos líneas, una para las entidades promotoras de los proyectos y otra para las empresas privadas que contraten a sus participantes, al objeto de mejorar la cualificación profesional y la incorporación al mercado de trabajo de las personas participantes en situación o en riesgo de exclusión como parte de su itinerario de inserción sociolaboral.

Por el tiempo transcurrido desde el inicio del programa, también se actualizan los importes de los módulos de las subvenciones a las entidades promotoras de los proyectos, para adecuarlos a las subvenciones previstas para otros programas públicos de empleo-formación.

El objetivo del programa es cualificar o recualificar a las personas en situación o riesgo de exclusión social en las zonas rurales de Extremadura con población inferior a 5.000 habitantes, ofreciendo una oportunidad para adquirir nuevas habilidades y competencias que permitan recuperar hábitos laborales y destrezas profesionales, además de una concienciación para la mejora de su zona y la motivación para transformar su situación sociolaboral.

La previsión de esta convocatoria de subvenciones es la aprobación de proyectos que beneficien a 750 personas en situación o en riesgo de exclusión social, es decir, personas desempleadas de larga duración que no sean beneficiarias ni perceptoras de prestación contributiva por desempleo en las fechas de finalización del plazo de captación de participantes y en la fecha de la contratación.

Se considera persona desempleada de larga duración aquella que ha permanecido inscrita como desempleada en los centros de empleo del SEXPE durante al menos 360 días en los últimos 18 meses anteriores a la fecha de finalización del plazo de captación de participantes y mantenga esta condición a fecha de contratación.

En ausencia de personas desempleadas de larga duración, podrán participar personas jóvenes desempleadas menores de 30 años o mayores de 45 años en el momento de la contratación, que no sean beneficiarias ni perceptoras de prestación contributiva por desempleo a fecha de cumplimiento de requisitos, es decir, finalización del plazo de captación de participantes y en la fecha de la contratación.

El Programa se desdobla en dos actuaciones, como son el desarrollo de los proyectos de 6 meses y experiencia profesional en empresas privadas también durante 6 meses. Se establece la obligatoriedad de compromisos de contratación del 40 por ciento de las personas participantes en empresas privadas de 6 meses a jornada completa y en ocupaciones relacionadas con la formación. La exigencia de la contratación posterior conlleva que los proyectos van a estar vinculados a las necesidades del mercado laboral territorial y se producirá una relación entre las empresas y las personas formadas para mejorar su empleabilidad.

También se aprueba una línea de subvención para la contratación por empresas privadas de personas participantes cualificadas en los proyectos del Programa, siendo la cuantía de la ayuda de 8.778 euros por cada contratación. Con este importe se podría financiar gastos salariales por importe del SMI actual y de las cotizaciones a la Seguridad Social.

Se establece entre los requisitos que las personas participantes estén desarrollando o hayan desarrollado en los últimos doce meses un itinerario individual y personalizado de empleo en el que se haya contemplado como medida para la mejora de su cualificación profesional la participación en un programa público de empleo-formación. Los recursos de las Redes Territoriales Técnicas de empleo del SEXPE prestarán asistencia a las personas participantes a la finalización de los proyectos en colaboración con las empresas.

CRISOL-Formación

Por su parte, el programa CRISOL-Formación contará con un presupuesto de 5.100.000 euros, cofinanciados con el Fondo Social Europeo, para subvenciones a entidades promotoras y a empresas colaboradoras.

La financiación de las últimas convocatorias de subvenciones a entidades promotoras y empresas colaboradoras con las bases reguladoras anteriores ha tenido un importe de 4.389.340 euros, por lo que las convocatorias que se deriven del nuevo decreto tienen un incremento del 16 por ciento aproximadamente.

En el Plan de Empleo de Extremadura se ha acordado que en todas las políticas activas de empleo se mejoren las condiciones que incentiven la contratación de las personas participantes. Por ello, la experiencia de la etapa de prácticas no labores en empresas de los proyectos del Programa CRISOL-Formación se sustituye por una oportunidad de empleo de cuatro meses en empresas privadas.

En las bases reguladoras de subvenciones para financiar el nuevo Programa CRISOL-Formación se introducen importantes novedades, como son su división en dos líneas de subvenciones, una para las entidades promotoras de los proyectos y otra para las empresas privadas que contraten a sus participantes, al objeto de mejorar la cualificación profesional y la incorporación al mercado de trabajo de las personas participantes en situación o en riesgo de exclusión como parte de su itinerario de inserción sociolaboral.

Con esta convocatoria de subvenciones se prevé que se puedan aprobar proyectos que beneficien a 315 personas en situación o en riesgo de exclusión social de las zonas desfavorecidas de los municipios extremeños de más de 20.000 habitantes.

En cada una de las localidades habrá, en principio, 45 personas participantes, de las zonas municipales donde se actúe con el programa CRISOL-Formación. En Badajoz, Suerte de Saavedra y Margen Derecha del Río Guadiana; en Cáceres, Aldea Moret; en Mérida, Margen Izquierda del Río Guadiana y Juan Canet; en Plasencia, La Data; en Don Benito, El Noke y La Piedad; en Villanueva de la Serena, Plaza de Salamanca, y en Almendralejo, Viviendas de Promoción Pública.

Los proyectos se componen de dos etapas, una primera de 6 meses de formación en alternancia con el empleo y tutorización o acompañamiento, y una segunda de 4 meses de contratación en empresas privadas, que será a jornada completa a los participantes que superen la primera etapa con evaluación positiva.